Cantares de Gesta, introducción

Los cantares de gesta son poemas épicos utilizados en la Edad Media para narrar y exaltar la vida de un héroe legendario, enmarcado en sucesos históricos o mitológicos. Son narraciones extensas, alrededor de 2000 versos, pero en algunos casos se han encontrado algunos que pueden llegar hasta 20.000.

Los temas contados en los cantares de gestas están perfectamente identificados en su propio nombre, ya que el objetivo de su creación es la posibilidad de ser cantados o recitados, y de gesta porque cuentan las hazañas de héroes, enmarcados en relatos de gran interés para el público al que están dirigidos.

En la Edad Media, los juglares eran artistas que deambulaban de pueblo en pueblo, cantando, bailando y realizando acrobacias de circo. Una de sus actividades eran recitar poemas de gesta, los cuales no eran de su autoría sino que los copiaban y recitaban a la población de todas las clases, en especial a las clases más desfavorecidas, quienes eran en su mayoría analfabetas. Pero también, divertían a la nobleza del momento y al público en general.

Por otra parte, la épica tenía en la Edad Media dos objetivos fundamentales:

  • Exaltar en el colectivo, un prototipo de héroe
  • Difundir acontecimientos importantes de la historia de la época

Los juglares presentaban sus espectáculos utilizando instrumentos musicales y se apoyaban con los poemas manuscritos, los cuales los llevaban para recordarlos durante la actuación Estos poemas se plasmaban en manuscritos para facilitar a los juglares su recitación, y gracias a esto han perdurado en el tiempo, y pudimos conocerlos en nuestros días.

Cantares de Gesta, introducción

Durante la presentación, generalmente los juglares recitaban algunos resúmenes para así enmarcar a los oyentes en los hechos previos a los acontecimientos. Igualmente, en algunos casos, permitían que otras personas se involucraran en la recitación.

En la Edad Media, la gran mayoría de la literatura se transmitía oralmente y muy pocas fueron recopiladas de manera escrita. Esto quiere decir que muchas de las narraciones épicas se perdieron y las que se lograron recoger fueron producto de la reelaboración debido al estado físico del material donde se recopilaban. Igual ocurre con las fechas de realización, ya que si se consigue algo escrito y cuándo se escribió, debe haber antes una narración anterior. Todo esto dificulta el conocimiento sobre los orígenes de los cantares de gesta.

Cantares de gesta en Francia

La producción francesa de los cantantes de gesta es la más extensa de Europa, conservándose más de cien, desarrollados entre los años XIII y XIV. Los juglares de la época los separaron en tres ciclos, a saber:

  • Ciclo del Pipino. Se desarrolló durante el reinado de Carlomagno. Los temas eran precisamente las narraciones sobre las destrezas guerreras de este rey (infancia, conquista, poder y vejez) y junto a él, las de su sobrino Roldán. Se crearon en esta etapa doce cantares, entre los que se pueden mencionar: Canción de Roldán, La peregrinación de Carlomagno, Huon de Burdeos, Berthe aux Grands Pieds, Cantar de Aspremont, Otinel y los Saisnes.
  • Ciclo de Garin de Monglane. En este ciclo se exalta la figura de Guillermo de Orange, el cual fue héroo del ataque a Barcelona; durante el reinado de Ludovico; quien ere hijo de Carlomagno. Sus principales cantares fueron: Coronación de Ludovico, Cantar de los Aliscanos, Girard de Vienne, Aimeri de Narbonne, Charroi de Nîmes y Moniage de Guillaume.
  • Ciclo de los barones rebeldes. Fue desarrollado durante el siglo XII, y sus principales cantares son: Girart de Roussillon (Siglo XII), Raoul de Cambrai (Siglo XII), Renaud de Montauban (Siglo XII).
    Muchos autores agregan un cuarto ciclo, denominado Ciclo de las Cruzadas; cuyos canteres de gesta son: La Chanson d’Antioche, La Chanson de Jérusalem y Les chetifs.

Cantares de gesta en España

Dentro de la literatura épica española, se separan los poemas de gesta en dos tipos: los conservados, los cuales se encuentra completos y los hipotéticos, donde se incluyen aquellos cantares que se han perdido o se tiene poca información.

Cantares de Gesta, introducción

Únicamente se han conservado de manera escrita dos cantares y unos versos. A continuación se mencionan y se da una pequeña descripción de cada uno de ellos:

  • Cantares del Mío Cid, cuyos relatos exaltan la figura de Rodrigo Diaz de Vivar, sus victorias y sus esfuerzos para recuperar la confianza del rey Alfonso VI, luego de ser desterrado de Castilla.
    Cantar de las Mocedades de Rodrigo, donde se relatan fragmentos de la adolescencia de Rodrigo Díaz de Vivar.
  • Compuesto aproximadamente hacia el año 1360 y está basado en un Cantar de Rodrigo compuesto anteriormente.
  • Versos del Cantar de Roncesvalles, escrito en el siglo XII en idioma castellano y romance navarro – aragonés. Se mantienen aproximadamente 100 fragmentos de la obra y narra el sufrimiento de Carlomagno por la muerte de su sobrino Roldán.

Por otra parte, se han reconstruido otras obras donde se han unido fragmentos de poemas épicos utilizando la crónica como medio de información. A este tipo de Cantares de Geste se le denominan Cantares de Gesta Hipotéticos, a continuación los mencionamos:

Cantares de Gesta, introducción

  • Cantar de los siete infantes de Lara. En este cantar se cuenta la rivalidad entre dos familias.
  • Cantar de Bernardo del Carpio. Poema épico que cuenta las aventuras de un hombre bastardo, cuyo padre es el
  • Conde de Saldaña; el cual dejó embarazada a una princesa.
  • Cantar de Fernán González. Es un cantar previo al poema de Fernán Gonzales.
  • Cantar de Sancho II y el Cerco de Zamora. Poema de gesta que cuenta la muerte de Sancho por parte de Vellido Dolfos, para liberar el Cerco de Zamora.
  • Cantar de la campana de Huesca. Cantar de gesta que cuenta la historia de la muerte de los reyes de Aragón por parte del rey Ramiro II de Aragón.

Además de los poemas épicos franceses, también se desarrollaron los alemanes y los rusos. La primera con el Cantar de Nibelungos y la segunda, con el Cantar de las huestes de Ígor, desarrollada en el siglo XII y de carácter anónima. Sin embargo, estas épicas no perduraron en el tiempo, ni tuvieron la relevancia de los cantares de gesta en España. Estos cantares se mantienen todavía en los poblados españoles y latinoamericanos. En este caso, se transmiten de manera oral de padres a hijos, y se llaman Romanceros Viejos.

Comenta esta entrada